Esmeraldas, tierra por descubrir

Tres días antes: Hoy amanecí con la garganta irritada, creo que es la gripe, en tres días mas iniciare mi pequeño viaje desde mi ciudad Machu piccchu hacia la Provincia de Esmeraldas, y esta confabulando esta gripe, en la noche compro limones grandes y jugosos para hacer agüita caliente como seis limones por taza, quiero estar bien para el viernes.

Provincia de Esmeraldas
Provincia de Esmeraldas

Viernes: Salgo a trabajar por la mañana, creo que mi estrategia para contrarrestar la gripe tuvo efecto, me siento un poco mejor, en mi hora de almuerzo me dirijo hacia trans-esmeraldas a comprar el boleto para la noche, pido para las once y cuarenta de la noche 8 dólares cuesta el pasaje hasta Esmeraldas, es mi país me siento confiado, si fuera extranjero viajaría en la mañana, aunque se que en todas partes las carreteras son peligrosas.
Provincia de Esmeraldas
Provincia de Esmeraldas

Regreso a casa a eso de las seis de la tarde, el cielo esta nublado amenaza lluvia mas tarde, lo preparo todo dentro de mi mochila, ropa, zapatos, cámara, aseó personal, etc. Parto desde la plaza de san francisco en Guayaquil, paro el taxi, desde allí hasta trans esmeraldas tres dólares me pide el taxista, dos y medio le digo, es que aquí hay que regatear si te dejas te cobran como que si fueras a otra ciudad, acepta y me embarco, ya la lluvia a comenzado a caer no quiero mojarme por lo de la gripe, es un alivio estar dentro del carro, a medida que avanza el taxi pasamos por los túneles del cerro del Carmen, luego las luces del terminal aéreo José Joaquín de Olmedo se asoman, me siento orgulloso pues trabaje allí, luego al frente de este, la terminal de trans esmeraldas, llego temprano antes de la hora este viaje me inquieta , viajar de noche hasta Esmeraldas de siete a ocho horas, no he comido nada, no me gusta comer antes de un viaje tan largo tan solo compro agua para el camino.
Provincia de Esmeraldas
Provincia de Esmeraldas

Llegada la hora partimos por suerte me toco el asiento al lado de la ventana así puedo abrirla a gusto y dejar q el aire pase, por que la humedad es terrible dentro, trato de acomodarme pues será largo este viaje, salimos y el carro avanza a ya a lo lejos las luces de Guayaquil parece que se niegan a apagarse, comienza a llover mas fuerte. Babahoyo primera gran ciudad en la provincia de los Ríos, luego la Ciudad de Quevedo pasamos estas y no tengo sueño pasan las horas, luego Santo Domingo de los Colorados (futuro gran centro turístico) en la provincia del Pichincha, dormito un poco pasando esta ciudad, aun me preocupa la vía mojada por la lluvia que aun nos acompaña, duermo ahora.

Despunta el alba y me despierto, casi son las seis de la mañana hemos pasado ya la “Unión” y nos encontramos en las montañas de Quininde, entre el verde del paisaje y blanco de la neblina ,la carretera sigue al frente, palma africana sembrada por todos lados es el principal cultivo de esta zona, mas arriba las montañas verdes vírgenes parecería que no han sido exploradas aun, a medida que avanza la luz y el bus, cambia también el paisaje, a la derecha aparece el rio esmeraldas lo vemos desde arriba serpentea en algunos sitios es un espectáculo impresionante, en el camino fincas llenas de cultivos, plátanos, cacao grandes áreas cultivadas, afuera de las casas gente de raza negra preparándose para el trabajo.

Hora y media mas se encuentra el camino a San Mateo esta carretera va mas al norte, pasando las playas de Camarones y rio verde, luego la Tola, ciudad de Borbón, San Lorenzo, hasta Mataje, limite con Colombia.